Un día en Santander

La excursión comenzó a las 7:00 de la mañana y viajamos en autobús. Antes de llegar a Santander paramos en un área de descanso para recuperar fuerzas y así poder continuar con el viaje. Una vez en Santander, nos dirigimos a la playa para disfrutar del buen tiempo que nos acompañó a lo largo de la jornada, que pudimos disfrutar en la playa y paseando por la ciudad.
Esta jornada es siempre muy esperada por todos sus participantes ya que significa la desconexión de la rutina diaria pero sobre todo supone una jornada en la que todos nos divertimos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otras noticias de Fundación Personas

únete a nuestra newsletter para estar al día de todas las noticias

Ir al contenido